ALTERACIONES DE LA CÉLULA Y LA SUSTANCIA FUNDAMENTAL

El daño celular es una de las formas más frecuentes mediante el cual un agente altera la función y/o estructura de un organismo. Así, el agente dañino o patógeno, provoca en la célula una alteración funcional o estructural que sobrepasa la capacidad de adaptación de la célula, dejándola en una inestabilidad que puede seguir diversas evoluciones dependiendo de :

a) la naturaleza del agente

b) los mecanismos empleados en el daño

c) la capacidad defensiva y adaptativa de la célula

Esta alteración puede regresar a la normalidad, quedar la célula alterada y mantenerse en esta condición o progresar a formas más intensas de daño hasta el punto en el cual ya no es posible la recuperación y determina la muerte celular patológica o necrosis.

Nos referiremos en este capítulo a aquellas condiciones en las que la célula dañada en su metabolismo, altera consecuentemente su morfología a fin de sobrevivir a estas nuevas condiciones a que se le ha impuesto. Desde antes ya se conocían diversos estados patológicos celulares que fueron definidos como degeneraciones o infiltraciones celulares, posteriormente las conocemos como alteraciones regresivas o catabióticas, distrofias o paratrofias. Todas, unas más que otras, llevan implícito el concepto de una profunda alteración en la composición del protoplasma debido a una alteración metabólica inducida por un agente nocivo.

En 1942, Von Gierke definió las paratrofias como estados de supresión o alteración de la función celular que se traducía en cuadros morfológicos y que en esa época fueron interpretados como alteraciones de los componentes básicos de la célula como el agua, las proteínas, lípidos, glúcidos, etc. En las paratrofias no se incluían los depósitos de pigmentos ni los otros depósitos en la sustancia fundamental. Pese a ello, el concepto de paratrofia mantiene su validez, aún cuando la sistematización ha variado y la significación de las lesiones tiene en la actualidad explicaciones bioquímicas y ultraestructurales en ocasiones diferentes.

Los autores anglosajones han preferido mantener el término degeneración, siendo en la actualidad uno de los más frecuentemente empleado. Si bien, es correcto su uso, este concepto deriva de la concepción de Virchow , quién distinguía las degeneraciones de las infiltraciones. Como degeneración se entendía la transformación del protoplasma celular o de algunos de sus componentes en otra sustancia y las infiltraciones eran consideradas como almacenamientos patológicos, cuyo origen era externo a la célula. Así, la degeneración e infiltración grasosa del hígado tenían distinta significación. Pese a que el concepto original de degeneración no ha sido demostrado en forma inequívoca, la degeneración Walleriana de la fibra nerviosa distal presenta una fase sudanofílica, es decir, la presencia de grasas neutras que se forman a partir de lípidos complejos que no tienen la posibilidad de formar grasas neutras por carecer de glicerol, este ejemplo, permite mantener vivo el concepto de degeneración como una alteración propia de la célula, en cambio las infiltraciones no representan un problema a demostrar.

El concepto de paratrofia, degeneración o infiltración se diferencia de la necrosis en que la lesión puede regresar si el agente que la provocó desaparece, o bien, si las condiciones externas se reestablecen, es decir, la reversibilidad del proceso.

Aún cuando existen diversas clasificaciones, algunas más antiguas y otras más recientes, hemos preferido retomar la antigua clasificación de Von Gierke de las paratrofias, tratando de lograr una mayor comprensión. Recordamos además que estas alteraciones fueron inicialmente descritas mediante microscopia óptica, y las explicaciones bioquímicas y ultraestructurales de los procesos no sólo la altera, sino que los disgrega por el uso de distintas nomenclaturas.

Para fines de nuestro curso las Paratrofias serán clasificadas como :

1.- Alteración en el contenido de agua intracelular:

2.- Alteración en el contenido de proteínas y mucopolisacáridos:

3.- Alteración en el contenido de hidratos de carbono:

4.- Alteraciones en el contenido de lípidos:

5.-Alteraciones de la Sustancia Fundamental:

6.- Alteraciones en la Cantidad y Composición del Calcio:

7.- Depósitos de Cristales en los Tejidos y Organos: