Sistema Extrapiramidal

 

Este sistema motor esta formado por los núcleos de la base y núcleos que complementan la actividad del Sistema Piramidal, participando en el control de la actividad motora cortical, como también en funciones cognitivas.

 

Su Función es: Mantener el balance, postura y equilibrio mientras se realizan movimientos voluntarios. También controla movimientos asociados o involuntarios.

Por lo tanto, este sistema tiene por función el control automático del tono muscular y de los movimientos asociados que acompañan a los movimientos voluntarios.

Por ejemplo, al hacer una flexión del muslo, voluntariamente se esta manejando el miembro inferior derecho, y en forma involuntaria, todo el resto de la musculatura del cuerpo hace mantener el equilibrio y el tono muscular, esto último es controlado por el sistema extrapiramidal.

 

La Lesión del sistema extrapiramidal se manifiesta en:

Alteraciones en la calidad de los movimientos,

Alteraciones de Tono Muscular (Rigidez),

Aparición de Temblores.

Enfermedad característica: Parkinson.

 

Características

Se llama sistema extrapiramidal ya que la mayoría de sus fibras descendentes no pasan por las pirámides bulbares. Esta es una descripción anatómica muy utilizada por los clínicos.

 

A diferencia del sistema piramidal, éste es un sistema motor filogenéticamente muy antiguo y esta formado por una serie de cadenas y circuitos neuronales de mayor complejidad que el sistema piramidal, denominado Sistema Neuronal Polisináptico.

 

En el sistema extrapiramidal se van a distinguir:

Núcleos motores: Cuerpo Estriado (Núcleo caudado y el putamen), globo pálido, núcleo subtalámico, núcleo rojo y núcleo negro.

Núcleos Integradores: Núcleos talámicos (centromediano), Núcleos Vestibulares, Formación Reticular y el más importante es el Cerebelo (que Delmas llama el "telencéfalo" de las vías extrapiramidales).

Estos núcleos (integradores) programan las respuestas motoras de tipo automático y de tipo asociado, a los movimientos voluntarios.

 

Junto con la existencia de núcleos motores y centros de integración hay fascículos (sustancia blanca) que se identifican como pertenecientes al sistema extrapiramidal, los cuales están dispuestos para establecer un sistema de retroalimentación entre los núcleos motores y los centros de integración. Entre estos fascículos vamos a identificar a algunos como:

Asa lenticular : Nace en el globo pálido y desciende con fibras en dirección hacia el tegmento del mesencéfalo y hacia el tálamo.

Fascículo Subtalámico: Une el globo pálido con el núcleo subtalámico.

 

Hay otros Fascículos que van desde el cerebelo hacia el núcleo rojo y/o hacia el tálamo, que pueden ser identificados.

Otro Fascículo, es el que conecta el núcleo negro con el putamen. Esta conexión es muy importante porque aquí se libera el neurotransmisor dopamina que falla en el Parkinson. Esta enfermedad es un ejemplo como enfermedad del sistema extrapiramidal, se caracteriza por alteración del tono muscular, temblor y rigidez.

 

Además, existen fascículos descendentes que van en dirección hacia la médula espinal (sustancia gris), que pertenecen a este sistema. Los fascículos más importantes son:

 

F. Reticuloespinal Medial                 F. Reticuloespinal Lateral              F. Rubroespinal             

F. Vestibuloespinal Lateral              F. Vestibuloespinal Medial             Fascículo Tectoespinal

F. Olivoespinal

 

 

Tracto  Rubroespinal

Es la principal vía motora del mesencéfalo.

Se considera como un Tracto Corticoespinal Indirecto.

Se origina en neuronas de la parte caudal del Núcleo Rojo.

Cruza en la Decusación Tegmental Ventral del Mesencéfalo.

Ocupa una posición en el cordón lateral de la ME, muy cerca del Tracto Corticoespinal Lateral.

Envía la mayor parte de sus eferencias a la Oliva Inferior.

Su función es facilitar las Motoneuronas Flexoras e inhibir las Extensoras.

 

TRACTO VESTIBULO-ESPINAL LATERAL

Desciende en forma ipsolateral en el puente, bulbo y Médula Espinal.

Termina en Interneuronas de las láminas VII y VIII de Rexed.

Su función es facilitar a las Motoneuronas Extensoras e inhibir las Flexoras.

 

TRACTO VESTIBULO-ESPINAL MEDIAL

Sus fibras se unen al Fascículo Longitudinal Medial, ipso y contralateralmente.

Termina en Neuronas de la lámina VII y VIII de Rexed.

Participa en el control de la posición de la cabeza.

Su función es estimular a las Motoneuronas Flexoras e inhibir las Extensoras.

 

TRACTO PONTO-RETICULO-ESPINAL

Se origina en el grupo medial de los núcleos reticulares pontinos.

Ocupa una posición en el cordón anterior de la ME.

Su función es estimular a las Motoneuronas Extensoras e inhibir las Flexoras.

 

TRACTO RETICULO-ESPINAL

Se origina en el grupo lateral de los núcleos reticulares.

La mayoría de sus fibras descienden en forma ipsolateral.

Se ubica en el Cordón Lateral de la médula.

 

El Tracto Reticulo-Espinal Medial:

- Se origina en el puente. Estimula Neuronas Motoras Extensoras e inhibe las Flexoras.

El Tracto Reticulo-Espinal Lateral:

- Se origina en el bulbo. Estimula a las Motoneuronas Flexoras e inhibir las Extensoras

-  

(Imagen adaptada de cd de Anatomia Netter )

 

Todas las conexiones que pertenecen al sistema extrapiramidal tienen como función actuar sobre la motoneurona ubicada en los núcleos de la sustancia gris medular y los núcleos de los nervios craneanos motores, a nivel del tronco encefálico. Estos fascículos del sistema extrapiramidal, interactúan con la vía motora voluntaria o sistema piramidal, el cual tiene un recorrido directo desde el córtex cerebral hasta las motoneuronas.

 

Nosotros, al nacer, tenemos reflejos controlados por el sistema extrapiramidal, uno de ellos es el reflejo de posición de la cabeza y todos aquéllos necesarios para la vida, ya que el recién nacido aún no tiene mielinizado el sistema piramidal.

La mielinización (maduración) del sistema piramidal se observa en la guagua cuando ésta comienza a tener control de los movimientos voluntarios y control de posición.

El control de esfínter se produce a los dos años, es decir, el control cortical de este reflejo se produce recién a esta edad.

Una forma de determinar que el sistema piramidal está inmaduro en un recién nacido es a través del reflejo de Babinski el cual es positivo en ellos. Esto indica que la unión entre corteza y periferia aún está interrumpida. Un niño de 6 años ya no tiene Babinski positivo.

 

El Reflejo de Babinski consiste en pasar un objeto romo sobre la planta del pie, éste hace flexión, pero cuando hay una lesión del sistema piramidal, por ejemplo, cuando hay una hemiplejia, el paciente hace lo mismo que el recién nacido, es decir, estira los dedos.

 

La Lesión del sistema extrapiramidal se manifiesta en:

- Alteraciones en la calidad de los movimientos,

- Alteraciones de Tono Muscular (Rigidez),

- Aparición de Temblores.

- Enfermedad característica: Parkinson.