IV Ventrículo

 

El tronco encefálico presenta detrás del puente, el cerebelo. El cerebelo, además de ubicarse en la región posterior del puente, se ubica también, gran parte detrás del bulbo e incluso una parte asciende y va a quedar limitando por detrás la zona del mesencéfalo.

Entre el cerebelo y la cara posterior de esta zona del tronco encefálico, queda un espacio que se denomina IV Ventrículo, el cual tiene un piso y un techo.

          

 

Piso del IV Ventrículo

Presenta una mitad superior y una inferior:

 

Mitad superior o Pontina.

Presenta varios elementos:

Surco Mediano:

Recorre toda la fosa romboidal.

Corresponde al esbozo del canal central de la médula que se proyecta hacia arriba y que constituirá finalmente el acueducto cerebral.

En los dos tercios superiores, hay una serie de elementos que se distinguen organizadamente en cada uno de los lados.

 Eminencias Mediales:

Son salientes que se ubican, inmediatamente, a ambos lados del surco mediano.

En la parte inferior se transforma en un tubérculo redondeado que se llama el Colículo Facial, que se forma por paso de fibras del 7º par craneano sobre el núcleo del 6º par craneano.

Lateralmente, se encuentra una zona más oscura que corresponde al Locus Ceruleus.

El Locus Ceruleus :    Es un núcleo azulado oscuro en los cortes (debido a su contenido de melanina). Tiene relación con el sueño. Es el sitio de origen de la inervación Noradrenérgica de la mayor parte de las regiones del Sistema Nervioso Central. Además, está relacionado con el Sistema Reticular.

Debajo  del Locus Ceruleus, se encuentra una fóvea llamada Fóvea Superior.

 

Entre la porción pontina y bulbar se encuentra una zona intermedia donde se observan las Estrías Medulares, que corresponden a Fibras Cocleares, que se extiende desde el núcleo arqueado del bulbo al cerebelo.

(Imagen adaptada de cd de Anatomia Netter )

 

Mitad inferior o bulbar.

Presenta también elementos importantes.

En la parte superior de la mitad inferior se encuentra la Fóvea Inferior.

Bajo la Fóvea inferior, se encuentra el Trígono del Vago, que contiene el Núcleo Dorsal del Vago o Cardioneumoentérico (posee todas las fibras parasimpáticas que van a controlar el funcionamiento del músculo liso de la región de la cabeza, del tórax y del abdomen. Por lo tanto, controla el aumento de la secreción gástrica, el movimiento peristáltico, bradicardia en el corazón)

 

Otro detalle importante son las Estrías y los Tubérculos Cocleares, que se introducen en los ángulos a nivel de la línea media.

 

Pegado al surco mediano, se encuentra una zona que corresponde al núcleo del Hipogloso y se llama Trígono del Hipogloso que, lateralmente presenta una zona llamada Área Vestibular. Lateral e Inferior al Trígono del Hipogloso esta el Trígono del Vago.

 

Área Vestibular contiene los 4 núcleos vestibulares (rostral, caudal, medial y lateral). Las fibras vestibulares del nervio vestíbulococlear, se introducen inmediatamente para llegar a estos núcleos.

 

En la parte inferior se encuentra el Área Postrema, que esta representada por una prolongación que se llama Fascículo Separans, que divide al trígono del Vago del área postrema.          El área postrema es una de las dos o tres regiones que no tiene barrera hematoencefálica, por lo tanto, por aquí pueden penetrar algunos elementos hacia el S.N. Además, el área postrema tiene relación con el vómito.

En el ángulo inferior, se observa una sustancia blanca que cierra el ángulo a modo de bolso, lo que se llama Obex, el cual se proyecta lateralmente, a través de las Tenias del IV ventrículo (que corresponden a piamadre). También aparecen los Recesos laterales, que corresponde a los ángulos laterales de la fosa romboidal.

Techo del IV Ventrículo

Esta formado por: El Velo Medular Superior, Cerebelo y Tela Coroídea.

El techo del IV ventrículo se divide en dos partes: Mitad superior y Mitad inferior, justo en el centro va a participar parte del cerebelo formando el techo.

Porción Superior:

El techo va a estar formado el Velo Medular Superior (Válvula de Vieussens), el que se proyecta a través de dos frenillos hacia arriba, desde donde nace el 4º par craneano (Troclear). El velo se extiende desde un pedúnculo cerebeloso superior al del lado opuesto.

Por lo tanto la mitad superior del techo del IV ventrículo lo van a constituir: los dos pedúnculos cerebelosos superior más el velo medular superior, que corresponde a un lóbulo aberrante del cerebelo.

Hay otro elemento que esta participando que corresponde al Nódulo del Cerebelo, donde se encuentran prolongaciones laterales del nódulo que se denominan Velo Medular Inferior (Válvulas de Thalin). Todos estos elementos se encuentran en la mitad superior.

 

Porción  Inferior:

Corresponde a la Tela Coroidea, que es una tela resistente formada por piamadre e internamente está recubierta por tejido ependimario.

La tela coroidea se va a fijar en el velo medular inferior, y se encuentra reforzada por las tenias y por el obex por abajo, de tal manera que la tela está muy fija a la pared evitando el desprendimiento de ella.

La tela coroidea tiene tres forámenes. En la parte media presenta el Foramen Central (Maghendi). Y lateralmente, uno a cada lado, los Foramenes Laterales (Luschka).

La importancia de estos forámenes es la circulación del líquido cerebroespinal, ya que este líquido se está formando dentro de las cavidades del telencéfalo, diencéfalo y en el mismo IV ventrículo.

La presencia de estos forámenes permite que el líquido salga hacia los espacios subaracnoídeos, es decir, a rodear al S.N. para protegerlo contra golpes, mantener temperatura, distribuir nutrientes, etc.

Si los forámenes no se forman, el líquido queda contenido dentro de las cavidades y comienza a aumentar el diámetro de la cabeza, lo que se conoce como Hidrocefalia.

 

Por lo tanto, en la parte inferior, el IV ventrículo está sellado (excepto a nivel de los forámenes) por una membrana muy delgada llamada tela coroidea. En cambio, en la parte superior, el velo es mucho más grueso y resistente (velo medular superior y los pedúnculos cerebelares superiores).