Miércoles, 22 Abril 2009 00:00

Estudiantes españoles de Enfermería visitan la UFRO

Hasta el 22 de mayo se extenderá en nuestro país la estadía de los estudiantes españoles de Enfermería, Raquel Criado (21años) y Marcos Romero (26 años), quienes están desarrollando una práctica profesional en la Universidad de La Frontera, gracias al convenio de nuestra institución con la universidad catalana de Rovira i Virgili, www.urv.es entidad ibérica donde estudian los alumnos españoles el tercer año de la carrera de Enfermería (en España son tres años de formación).

Los estudiantes hispanos están realizando prácticas en el área de atención primaria en el consultorio Miraflores y atención terciaria en el Hospital Dr. Hernán Henríquez Aravena, además de actividades académicas en la Facultad de Medicina de la UFRO.

Cabe consignar que ellos obtienen en España al titularse el Diploma en Enfermería Universitaria a diferencia de lo que ocurre en Chile donde los alumnos de Enfermería, se titulan como Enfermeros/as con grado de Licenciado en Enfermería.

Esta es la entrevista donde analizan la realidad de la profesión en España y en Chile, desde su perspectiva y algo de la cultura y paisajes que han alcanzado a conocer en su estadía en nuestro país y en esta Araucanía que les ha impresionado por su naturaleza exuberante.

¿Qué tal la experiencia en Chile?
RC y MR: Llegamos el 4 de marzo y ya entendemos a la gente hablar. Las expectativas que teníamos se han cumplido bastante bien. A pesar de ser un país que está tan lejos encontramos muchas similitudes, nos han recibido muy bien, con un gran apoyo y mostrándonos los campus de la UFRO, el cerro Ñielol y otros lugares.

Marcos, acá son pocos los hombres que estudian Enfermería, ¿por qué decidiste estudiarla?
MR: En España también son pocos. Las mujeres son las que más estudian las carreras del área de la sanidad, no sé por qué. Antes de estudiar Enfermería, fui Auxiliar y era el único entre 60 mujeres. Ahora en la carrera somos 10 hombres y 70 mujeres.

¿Cómo es la Universidad de Rovira i Virgili?
RC: La Universidad está en la ciudad de Tortosa. Es de los primeros pueblos de la comunidad de Cataluña. Nosotros somos de la comunidad valenciana (más al sur) y fuimos a estudiar allí. La Universidad de Rovira i Virgili se encuentra en la ciudad de Tarragona, pero tiene una sede dentro del Hospital de Tortosa, que es una ciudad pequeña cercana a Tarragona.

¿Cómo es estudiar Enfermería en España en relación a lo que han visto en Chile?
RC y MR: La exigencia académica es muy diferente. Aquí se prepara mucho al estudiante desde que entra. En España nos dan la información de golpe y tenemos que ir asimilándola. En primero de la carrera tenemos prácticas de auxiliar, como cuidar a los adultos mayores, hacer las camas, el trato con los pacientes. En segundo vamos al Centro de la Atención Primaria, a un consultorio. La diferencia positiva es que en Chile son cinco años, y en el último año el estudiante se acaba de formar. Los primeros cuatro años, nosotros los hacemos en tres y tenemos más horas de clases. Pero el último año es la gran diferencia. En Chile están muy preparados y creo que lo único que faltaría es que haya más posibilidades para que la gente adulta pudiera también estudiar.

¿Les sorprende que en Chile sólo sean jóvenes en su mayoría quienes tienen la posibilidad de estudiar?
RC y MR: La carrera de Enfermería te obliga a trabajar en grupo y con la multidisciplinariedad. Trabajamos con gente mayor, ellos nos enseñan y nosotros les enseñamos. Se les debería implicar más. La gente adulta sabe mucho de cultura, grupos sociales y sería positivo.

¿Cuáles son los objetivos del viaje de ustedes a Chile?
MR: Conocer el país, el sistema de salud, cómo hacen las prácticas de enfermería, entre otros. Sabíamos que Chile no tenía tantos recursos económicos como España, pero veníamos advertidos que viniéramos a aprender del trato que se le da al paciente en, ya que se enseña mucho la relación enfermera/o paciente. En España es más teórico, aquí es más práctico y se aprende más rápido.
RC: También desde hace años que queríamos conocer el país, el sistema sanitario, el sistema universitario y ampliar el punto de vista que tiene el enfermero con la sociedad que tiene que atender.

¿Cambia mucho el punto de vista?
RC: Yo creo que sí. En España es muy diferente por la gran inmigración. Hay marroquíes, africanos de distintos países, chinos, rumanos, búlgaros. En Chile es más homogéneo, pero también hay mapuche hospitalizado – cultura que nos interesa mucho - y diferencias culturales. Pero para nosotros es bueno verlo, porque estamos en la edad como para ver otros sistemas.

¿En estos primeros días de su estadía y si hicieran un primer balance, cuál sería?
MR: En las prácticas de los consultorios, por ejemplo, los objetivos son similares a España y la experiencia ha sido muy positiva. Los conceptos ya los teníamos, pero hoy lo veo de una forma diferente, la manera de expresarse de las personas la veo desde que estoy aquí. Las enfermeras están muy preparadas y nosotros les tratamos de ayudar, porque creo que esta profesión, con lo antigua que es, y pese a que sabemos los objetivos, siempre permite descubrir nuevas cosas. Aquí hemos descubierto más y lo esperamos seguir haciendo.
RC: Yo esperaba que nos acogieran bien. Me habían hablado muy bien de cómo es la gente aquí y realmente son un 10. Cuando estás tan lejos de casa eso es muy importante. Yo vengo de una zona de playas y naranjas por lo que nunca había visto un lago, un volcán y ha sido maravilloso. Hasta el momento la estancia en el país, ha sobrepasado claramente los objetivos iniciales. Igualmente, los objetivos de prácticas han sido cumplidos. Hemos conocido a las asistentes sociales, a las enfermeras de distintas unidades y la visión global de lo que es la atención primaria la llevamos bastante completa, tanto de los consultorios como del Hospital.

¿El nivel de Chile era menor de lo que esperaban?
MR: No, es mucho más rico de lo que pensábamos. Argentina y Chile son los países que más se parecen a España y al resto de Europa. La calidad de vida es muy parecida a España, es más barato, pero también los sueldos en España son más altos. Hemos visto la posibilidad de comprar ropa y pantalones y valen mil pesos más baratos que en España.
RC: Están mucho mejor de lo que yo esperaba y Chile está muy bien. Lo que es caro es el viaje, el resto vale lo mismo vivir aquí que en España. Quizás sólo la comida es más barata.

¿Qué les ha parecido esta zona de Chile, más allá de lo que ha sido su trabajo como estudiantes de enfermería?
RC: He tenido la suerte de viajar mucho por Europa. Allá se ven monumentos y las obras de la humanidad que son increíbles, pero no es la naturaleza. En Chile la riqueza está en la naturaleza y los paisajes que no están explotados.
MC: Casas gigantes junto a lagos que son preciosas, todo muy lindo.

Por su parte Ximena Osorio, Directora de la Carrera de Enfermería, también opinó sobre los alcances de la visita de los alumnos españoles a la UFRO. "Para la carrera es gratificante tener estudiantes de otras universidades internacionales, porque demuestra el valor que le asignan a nuestra carrera. Para nuestros alumnos es muy interesante conocer otras realidades de enfermería y les motiva a poder también participar de estos intercambios".

"La enfermería es distinta, los niveles son otros. Ni mejor ni más malo, es diferente. Ellos estudian tres años de muy buena calidad. Son realidades diversas y que nos muestran un camino para hacer cambios, de acuerdo a lo que nos pide el Ministerio, con carreras, a futuro, más cortas" finaliza Osorio.