Flexibilidad y periodo de adaptación trae modalidad virtual de la UFRO para primer semestre académico

El primer semestre cuenta con asignaturas en bloques para distribuir la carga académica y organizar de mejor manera las actividades. Un bloque contempla 8 semanas y el otro 16, más una semana para las evaluaciones finales.

Varias modificaciones y ajustes, realizó la Universidad de La Frontera para el desarrollo del primer semestre académico 2020, tras las implicancias del COVID-19. La adopción de la modalidad virtual para la docencia en pregrado es, sin duda, una de las más significativas y representa la mayor acción en compromiso al resguardo de los estudiantes y de la comunidad universitaria.

A la inscripción de asignaturas y bienvenidas de facultades para estudiantes de primer año, le ha seguido un importante periodo de adaptación, que comenzó el 13 y el 20 de abril (para cursos superiores). El 4 de mayo es el inicio del periodo lectivo y las clases oficiales en la plataforma vía Campus Virtual. La etapa previa corresponde a 3 semanas y ha permitido que los alumnos puedan conocer sus asignaturas, las metodologías y evaluaciones, las herramientas y recursos que se utilizarán para el logro de los aprendizajes. A su vez, ha sido un tiempo idóneo para despejar dudas y hacer consultas a los profesores.

La vicerrectora de Pregrado, Pamela Ibarra, explica que se ha trabajado en un plan que ha considerado varios aspectos relevantes, tanto para la formación de los estudiantes como para enfrentar la emergencia sanitaria. Por un lado, la capacitación a docentes y estudiantes junto al fortalecimiento de los soportes tecnológicos para la docencia virtual y, por otro, la suspensión de todas aquellas actividades que involucren la presencialidad.

“Específicamente para el inicio de clases y desarrollo del semestre, los docentes UFRO han recibido lineamientos y apoyos basados en la organización de actividades curriculares, diseño e implementación de asignaturas, gestión de los recursos en docencia virtual y evaluación de los aprendizajes. Un tema muy importante también ha sido considerar el resguardo del bienestar mental y emocional de nuestros estudiantes”, afirmó.

A CONSIDERAR

Las asignaturas del semestre -dada su naturaleza- podrán tener una duración de 8 semanas, incluyendo las evaluaciones finales, y pueden ser impartidas en dos bloques. El primero es del 4 de mayo al 26 de junio, el periodo de evaluaciones finales para las asignaturas impartidas en este bloque será desde el lunes 22 a viernes 26 de junio y el segundo del 29 de junio al 21 de agosto tendrá evaluaciones en la semana del 17 al 21 de agosto. Otras asignaturas en cambio, tendrán una duración de 16 semanas, las que comienzan del 4 de mayo al 21 de agosto. Más una semana de evaluaciones finales desde el 24 al 28 del mismo mes.

En ambos casos, los exámenes de repetición se aplicarán durante la semana del 31 de agosto al 4 de septiembre de 2020.

APOYOS Y RECOMENDACIONES

Desde una perspectiva organizativa de las actividades curriculares, se ha dispuesto la utilización de la plataforma Campus Virtual y las herramientas suite de Google (Meet y Hangouts) o aplicaciones como Zoom para la interacción y mediación del aprendizaje y los soportes de apoyo: docenciavirtual.ufro.cl y aprendizajevirtual.ufro.cl.

En cuanto a la perspectiva del resguardo del bienestar mental o emocional, esta metodología sugiere considerar en tiempo de crisis e incertidumbre, la flexibilidad, empatía, tolerancia y la creatividad. Por lo anterior, y según el nivel de competencias digitales, se utilizarán durante el semestre estrategias flexibles para acompañar el proceso del estudiante.

Sobre la perspectiva del diseño e implementación de la asignatura, el rol del docente será guiar, monitorear el cumplimiento de actividades, la reflexión y el trabajo conjunto. Así, se ha dispuesto de un curso en docencia virtual, que repasa cada uno de los aspectos señalados.

 

Finalmente, desde la perspectiva de la gestión docente y de los recursos virtuales, se ha sugerido para el trabajo sincrónico un mínimo de 30 minutos semanales, privilegiando formatos asincrónicos con diseño de actividades que favorezcan el trabajo fuera de línea. Y en la perspectiva de los aprendizajes, la necesidad de retroalimentar al estudiante durante el proceso y comunicar los sistemas de evaluación con la debida antelación.

 

  • Visto: 235

Buscador de Noticias