PIRI UFRO: Memoria fotográfica narra la historia de servicio y compromiso con el bienestar del territorio

 

EN 2021 se cumplieron 30 años del Programa PIRI UFRO, una historia que es narrada en las 66 páginas de una memoria que resume en imágenes, una iniciativa impulsada por el reconocido académico Dr. Jaime Serra Canales, pionero en la búsqueda de un proyecto institucional que avanzó desde un ámbito principalmente docente y asistencial, a uno de colaboración institucional e interdisciplinaria, con un enfoque centrado en el bienestar integral de los habitantes de comunidades rurales.

Innumerables son las fotografías que dan testimonio de los 30 años del del programa PIRI UFRO, que remonta sus inicios a 1990, cuando un problema de salud pública afectó a la comuna de Cunco y comunas aledañas de la Región de La Araucanía; un brote de hepatitis que, finalmente, logró ser erradicado, dio origen al año siguiente, a lo que hoy constituye una de las iniciativas más emblemáticas de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Frontera, y que a lo largo de los años ha expandido su accionar más allá de los límites de la Región de La Araucanía, teniendo siempre como objetivo plasmar en sus participantes la necesidad de resolver los problemas de los habitantes con un enfoque social y territorial, más allá de solo brindar una atención asistencial, que no solía considerar el contexto en el que la población vivía día a día.

Comienza así, en la década del 90, el trabajo incansable del médico especialista en salud pública y académico recientemente integrado al Departamento de Salud Pública de la UFRO, Dr. Jaime Serra Canales (1937-2010), para coordinar acciones de colaboración entre el Municipio de Cunco, el Servicio de Salud y la Universidad de La Frontera, para abordar las causas y consecuencias de este problema sanitario en ciernes. Fue así, como la realidad social que conoció, sumado a su reconocido compromiso profesional que siempre caracterizó a este académico, lo que lo llevó no solo a iniciar una colaboración que bien podría haber resultado efímera, sino que se ocupó de organizar a un reducido primer grupo de estudiantes próximos a titularse, pertenecientes mayoritariamente a carreras del área de la salud de la UFRO, para que pusieran en práctica los aprendizajes y habilidades adquiridos en el aula, ahora, con el claro objetivo de educar y apoyar a la comunidad para superar los problemas que les afectan, tomando en cuenta su propia realidad.

“Con esta Memoria, queremos dar a conocer a toda la comunidad universitaria, lo que es el PIRI y lo que ha sido durante estos 30 años ininterrumpidos, en cuanto a la vinculación con el territorio. La distribución de las imágenes en el documento, no sigue un desarrollo cronológico, sino que están puestas libremente, lo que nos permite mostrar la diversidad de ámbitos en los cuales se trabaja, tales como escuelas, personas mayores y labor clínica, así como en temas medioambientales relacionados a la misión de salud pública que tiene el PIRI, que es de bienestar y no biomédica”, destaca el director del PIRI, Marcelo Carrasco.

A lo largo de esta historia, las fotografías nos dan a conocer cómo nuevas generaciones de futuros profesionales altamente comprometidos, contribuyen a la salud y el desarrollo local, relevando una visión integral que incorpora la salud, economía, cultura, priorizando una mirada territorial del desarrollo comunitario. En efecto, tal como lo planteó el Dr. Jaime Serra, el desarrollo integral de las comunidades requiere un foco interdisciplinario, lo que consiguió incorporando paulatinamente al programa PIRI, carreras propias de las áreas de la salud, sociales y humanidades, así como propias del ámbito económico y productivo. Ello, permitió ir cumpliendo, año tras año, con los diferentes objetivos que conforman lo que hoy es el alma del programa PIRI, desde fomentar la interdisciplinariedad en las carreras UFRO, brindar apoyo a la red asistencial, grupos comunitarios e instituciones tanto públicas como privadas, todo ello, para generar capacidades de gestión orientadas a promover el desarrollo local.

La Dra. Daniela Carrasco, trabajadora social y estudiante UFRO entre 2008 y 2013, relata su experiencia en el programa: “El PIRI es, a mi modo de ver, una forma de llevar la universidad a los territorios, lo que debe ser replicado en otras latitudes y por otras universidades del país. Es aprender que la formación de un profesional debe ser integral y que debe, en muchos casos, salir de las aulas para enfrentarse a las realidades complejas, cambiantes y contradictorias de los territorios. Puedo decir, sin duda alguna, que el PIRI transformó mi forma de ver la relación entre las universidades y el territorio. No se debe olvidar, además, que la Araucanía es una región de altos contrastes y contradicciones, con contextos interculturales y de pobreza, que son difíciles de comprender desde el aula o desde un box de atención en la ciudad”.

Cada una de las actividades reflejan el permanente compromiso con la realidad regional del sur de Chile, que caracteriza al Programa PIRI, lo que se plasma en las principales premisas de su accionar. Por un lado, se promueve el respeto por la realidad social y cultural, donde los y las participantes del PIRI desarrollan una visión de diálogo horizontal con las comunidades, altamente respetuosa y comprometida con sus tradiciones. Al mismo tiempo, se privilegia un accionar coordinado para resolver problemas concretos, lo que imprime un sello multidimensional característico, donde a partir de un foco centrado en la salud de la población, se abordan igualmente problemáticas relativas a la educación, vivienda, recreación y cultura. Es así, como PIRI realiza importantes acciones de promoción y prevención en salud, además del trabajo clínico propiamente tal, visitando periódicamente colegios y espacios públicos de los territorios donde actúa.  Junto a ello, el trabajo social, la ingeniería y otras disciplinas, sustentan los sólidos resultados obtenidos por el Programa desde su fundación. 

Daniela Altamirano, estudiante de Obstetricia y Puericultura, es otra de las voces de la experiencia de estos internados: “Mi experiencia en el PIRI ha sido muy buena, ya que este programa abarca distintas áreas, más allá de solo cumplir el rol clínico asistencial. Durante los meses de internado se realizan varias actividades de prevención, promoción y educación en salud dirigidas a la comunidad. Sin duda, ha sido muy linda experiencia el compartir y entregar nuestros conocimientos en un ambiente tan agradable y cercano con las personas. Ellos siempre nos agradecen mucho por lo que hacemos, y además, nos quedamos con la certeza de que se llevan el conocimiento a sus hogares”.

La muy positiva evaluación obtenida por parte de la comunidad, tanto desde sus inicios como hasta el día de hoy, sentaron las bases de lo que hoy constituye una de las más reconocidas iniciativas de la Facultad de Medicina UFRO, que ha logrado convertir en una instancia de coordinación, no solo de diferentes instituciones y actores sociales desde sus respectivos ámbitos, sino que también, a la comunidad en general, su conocimiento y tradiciones , en torno al noble objetivo de contribuir al bienestar de las personas y sus comunidades. Actualmente, las actividades de PIRI UFRO abarcan localidades de La Araucanía (Angol, Lumaco, Los Sauces, Collipulli, Lautaro, Carahue y Melipeuco) y Aysén (Puerto Cisnes), conformando una instancia de desarrollo integral, tanto para los actores universitarios y estatales participantes, así como para los territorios en donde se desempeña.

Por todo lo anterior, esta memoria fotográfica  nos convoca a reflexionar sobre la vida y logros del Dr. Jaime Serra, destacado profesional y docente que nos llevó a comprender que más allá de las aulas, hay una realidad de cuyos problemas las nuevas generaciones de profesionales deben hacerse cargo, buscando soluciones prácticas con una visión de cooperación interdisciplinaria e institucional de los diferentes actores involucrados en el territorio, de manera que, el bienestar integral de los habitantes de las comunas más vulnerables del país, sea un objetivo cada vez más cercano y real.    

VER MEMORIA  

 

Carmen Hernández Cifuentes
Direcciones de Comunicaciones

  • Visto: 90

Buscador de Noticias