El hígado graso afecta al 30 % de la población del país

 

La reunión clínica del Departamento de Medicina Interna de este martes 25 de octubre, tuvo como invitado al doctor Marco Arrese, gastroenterólogo del Hospital Clínico de la PUC, profesor de la Escuela de Medicina de la misma institución y quien es, además, miembro de número de la Academia Chilena de Medicina.

Arrese fue acompañado a Temuco por el presidente de la Academia Chilena de Medicina, Dr. Emilio Roessler, quien dijo que “queremos llegar a la comunidad porque las grandes medidas de salud pública tienen como base la educación de la población, la dieta sana, que no es cara si se hace adecuadamente. Estoy empeñado en que la Academia salga de sus muros para servir al país, llegar a las autoridades, que el Ministerio nos consulte para mostrar las evidencias, educar a la comunidad y también a más doctores. Esto es una política de la academia y nos ha ido muy bien en la UFRO”.

El organizador de la reunión y director del Departamento de Medicina Interna UFRO, Dr. Rolando Sepúlveda, comentó los alcances de esta visita y la importancia de esta materia. “Esta es una actividad tradicional que hacemos con la Academia, en difusión de temas de interés médicos transversales y que la hemos retomado postpandemia. Es importante traer la Academia a las regiones, con un enfoque multidisciplinario para tener impacto en los futuros profesionales de la salud, como médicos, nutricionistas, kinesiólogos y hoy fue una muestra de aquello con una charla magistral del doctor Arrese. Estamos muy contentos”.

HÍGADO GRASO

El hígado graso es la acumulación de grasa en el hígado que puede determinar inflamación y daño en el órgano. Es a la vez un marcador de salud metabólica, es decir, cuando se acumula grasa nos dice que el metabolismo de esa persona está mal y lo predispone a la diabetes, riesgo cardiovascular y el desarrollo de algunos cánceres. Por ello, el doctor Marco Arrese fue enfático en decir “no es un hallazgo menor ni algo a lo cual se le debe restar importancia. Si se pesquisa se debe intervenir porque es signo de mala salud metabólica. En estos momentos, fácilmente podemos hablar de un 30 % de la población del país con este tema lo que significan seis millones de chilenos, que son afectados y personas en las cuales se debería intervenir en términos de cambio de vida radicales”.

En su charla, el doctor Arrese afirmó que “nuestro país está afectado por una pandemia de otro tipo que es la obesidad y la diabetes lo que impacta en la salud hepática, por lo tanto, es esperable que veamos un aumento de la cirrosis influido por el consumo de alcohol. Es nuestra obligación y de todas las personas involucradas en el cuidado de los pacientes educar sobre los riesgos de tener una salud metabólica inadecuada, ser obeso, ser sedentario, de beber cantidades ingentes de alcohol por lo que tenemos que educar desde la más temprana edad a los niños y adolescentes sobre los riesgos de aquello. En los adultos nos toca tratar de revertir cuando las cosas ya están instaladas o diagnosticar cuando hay fases avanzadas de la enfermedad”.

Con este duro diagnóstico, el doctor Arrese estableció que la prevención pasa por promover estilos de vida saludable, no solo perder peso como meta, sino que una alimentación saludable y actividad física regular. “Si logramos que esto ocurra podremos torcer la historia”, explicó, para finalizar afirmando que “La intervención debe ser fundamentalmente a través de una dieta saludable que deje de lado los azucares refinados (tortas, pasteles y dulces) disminuir marcadamente el alcohol e incrementar el consumo de productos del mar y también de frutos secos”.

 

  • Visto: 254

Buscador de Noticias