Académica del Departamento de Ciencias Preclínicas dicta charla preventiva en torno a la hidatidosis

Debido a realización de la Fiesta del Chivo en Lonquimay, la doctora Flery Fonseca participó de esta actividad preventiva organizada por diversos servicios públicos regionales y comunales.

El sábado 18 y domingo 19 de marzo se vivió la “Fiesta del Asado de Chivo y las Tradiciones” en Lonquimay, evento gastronómico que convoca a miles de visitantes y que contempla la faena de más de mil chivos. Por ello, la Seremi de Salud Araucanía -a través del Subdepartamento de Zoonosis y Vectores, la Oficina Provincial Malleco, la Oficina de Acción Sanitaria de Lonquimay y el municipio local, como organizador del evento- se reunieron con los expositores y emprendedores locales para realizar una jornada educativa, respecto a la hidatidosis y la disposición segura de las vísceras de los animales que serán faenados, todo ello con el objetivo de prevenir el desarrollo de la enfermedad.

Al respecto, la jefa de la Oficina Provincial de la Seremi de Salud Araucanía, María Isabel Manríquez señaló que “considerando que la hidatidosis está estrechamente relacionada a hábitos y costumbres de la comunidad, principalmente a las condiciones de tenencia de perros y prácticas de faenamiento domiciliario, es de gran relevancia ejecutar estas acciones de educación sanitaria para evitar el desarrollo y transmisión de la enfermedad”.

“Realizamos un trabajo educativo conjunto, que apunta a entregar información y generar conciencia en la población sobre los riesgos de la enfermedad y sus formas de transmisión, particularmente en este caso, acerca de la problemática de alimentar a los perros con las vísceras, los riesgos asociados al contacto estrecho con estos animales, la importancia de desparasitarlos periódicamente y la necesidad de mantener medidas de higiene como el lavado frecuente de manos”, añadió.

En tanto, la Dra. Flery Fonseca, académica del Departamento de Ciencias Preclínicas de la Facultad de Medicina UFRO y representante institucional de la Universidad de La Frontera en la Comisión Regional de Zoonosis, sostuvo que “estas capacitaciones tienen como objetivo actualizar y enfatizar en cómo prevenir la hidatidosis, porque previo al desarrollo de la actividad, ellos faenarán sus chivos en sus domicilios. Entonces, es fundamental que recuerden todo lo que deben realizar para evitar que las vísceras de los chivos queden expuestas al consumo de perros y en la eventualidad de que estuviesen infectadas, pudiesen diseminar la enfermedad. Lo que hicimos fue contarles el ciclo biológico de la hidatidosis y entregar las indicaciones sobre la disposición de las vísceras, las cuales deben ser enterradas en un agujero, tapándolas con capas de cal y tierra”.

“La educación de la prevención estuvo enfocada, desde nuestra expertize, a evitar la infección en perros y humanos. Hubo mucha participación de los asistentes consultando cómo evitar la infección de sus hijos y cómo poder solucionar la infección de perros “asilvestrados” que fueron domésticos pero que están abandonados”, agregó Fonseca sobre la charla realizada el 16 de marzo.

HIDATIDOSIS

La hidatidosis, también conocida como la enfermedad de las bolsas de agua, es una enfermedad parasitaria grave, de notificación obligatoria, que afecta a las personas y se transmite por las fecas de perros que consumen vísceras de animales infectados con el parásito echinococcus granulosus, produciendo en las personas quistes que se alojan principalmente en los pulmones, hígados o riñones y que puede causar la muerte.

Para prevenirla, es importante lavarse bien las manos luego de estar en contacto con un perro y, antes de cocinar y consumir alimentos, hervir siempre el agua si proviene de una vertiente o acequia; desparasitar periódicamente a su perro y no permitir que coma vísceras de animales como bofes, hígados o panas.

 

  • Visto: 315

Buscador de Noticias