Académicos del Departamento de Medicina Interna reciben herramientas para enfrentar burnout y stress

Esta fundamental unidad académica de la Facultad de Medicina realizó una actividad centrada en entregar distintos conocimientos a su cuerpo docente y que apuntó a las Bases científicas del bienestar y herramientas de autocuidado para docentes de las profesiones de salud.

En el evento, que se realizó el 1 y 2 de septiembre, se profundizó en áreas como el estrés y burnout (esencialmente entendido como proceso de agotamiento laboral), bajo el paradigma de cambiar la mirada del burnout al bienestar y con intervenciones para la promoción del bienestar.

La actividad fue dictada por las profesionales Marcela Bitrán, María Pía Nitsche y Nuria Pedrals, quienes son académicas de la PUC, especialistas en el área y con formación internacional, además que en la actualidad dirigen un programa piloto para pre y postgrado con una red nacional de prevención del burnout.

Al respecto, el director del Departamento, doctor Rolando Sepúlveda dijo que “estas temáticas se han incorporado de manera progresiva en las actividades de nuestro departamento para pre y postgrado. A raíz de la acreditación de la especialidad de Medicina Interna surgió este tema como uno de los principales ítems a tratar y mejorar para nuestros becados, es decir prevención del burnout y autocuidado. Sino partimos con la mirada desde quienes ejercemos la docencia en salud, es difícil que lo incorporen nuestros estudiantes y por eso decidimos hacerlo”.

El director del departamento enfatizó en el liderazgo que ejercieron en esta tarea, las doctoras Carla Concha y Tatiana Vásquez que comenzarán a formar futura masa crítica en docencia e investigación para el departamento.

El curso buscó identificar precozmente el burnout, cambiar la mirada y enfocarse en prevenir situaciones de stress, entenderlas desde la evidencia científica y desde los procesos biológicos del ser humano para enfrentarlos de mejor manera. “Deseamos tener profesionales mejor formados no sólo en lo técnico sino también lo humano, en cómo enfrentarse con los pares, colegas, con el equipo de salud. Fue muy gratificante poder concretar esta actividad”, agregó Sepúlveda.

Este curso se desarrolló con la presencia de cerca de 30 académicos del departamento, unidad académica de la Facultad de Medicina, que en la actualidad cuenta con tres áreas: médica, de tecnología médica y nutrición, y de estas tres ramas hubo participantes en el curso. “Realizar una especialización es estresante y la idea es tener más herramientas para enfrentar este stress. Desde el año pasado comenzamos a trabajar con nuestros residentes para cambiar el paradigma y cómo hacemos las cosas, aprender a poner límites, a respetar los tiempos y espacios de docencia. Es relevante que los docentes nos impregnemos de esto, con alta evidencia científica para aportar a nuestros usuarios de la mejor manera posible, pero esto debe ir acompañado de un adecuado bienestar físico y mental de quienes ejercemos las profesiones de la salud. Aprender a regular el sueño, acotar los turnos semanales, complementar la vida familiar con el estudio. Es algo que debemos hablar y conversar”, apunta Sepúlveda.

Por último, cabe destacar que Medicina Interna dicta para primer año de la carrera de Medicina, la asignatura “Introducción a estudios médicos II” que es liderada por la docente Belén Rodríguez donde se analizan estas temáticas y se incorporan estas materias desde el primer año.

  • Visto: 333

Buscador de Noticias