Entrevista con la nueva directiva del Centro de Estudiantes de la Salud, CES

Carlos Neira Ibacache, presidente del CES y estudiante de Química y Farmacia de 5° año, y Cristóbal Gallardo Delgado, vicepresidente del CES y estudiante de Enfermería de 3° año, representaron a la directiva del CES en este diálogo donde plantearon objetivos, metas y sueños que tienen como Centro de Estudiantes de la Salud tras las elecciones realizadas en septiembre.

¿Por qué asumir el desafío de la presidencia y vicepresidencia y qué les motivó a formar parte de este colectivo de 14 personas del nuevo CES y donde están representadas las nueve carreras de la Facultad?

Carlos: Todo comenzó con la semana de Facultad durante el año pasado donde nos dimos cuenta que se pueden generar instancias de encuentro al interior de la Facultad. Estamos muy separados y cada uno en su gremio, pero una vez que nos unimos, nos dimos cuenta que podíamos llevar este proceso universitario de una forma más entretenida. Y ese es el fondo de este proceso, disfrutarlo, generar una comunidad y tener un trabajo multidisciplinario además de hacer amigos.   

Cristóbal: Ya era parte del Centro de Estudiantes de Enfermería, por lo que sabía del tema, pero cuando Carlos me presentó este desafío, fue una oportunidad para crecer como persona, es entretenido ser dirigente estudiantil, hacer redes en la facultad y en otras carreras. Dije sí, es un muy buen desafío.

Hubo dos listas, pero el porcentaje de participación fue de un 37%. De los cerca de 2 mil 500 estudiantes de la Facultad, participaron cerca de 600. Por qué se da esta baja participación.

Ambos: Puede ser la realidad universitaria y que no siempre se logra informar de estos procesos. El contexto postpandemia afectó y estamos ensimismados en nuestros mundos. Hay compañeros que salieron de 4° medio y les costó relacionarse en la Universidad virtual y volver a vivir la Universidad como antes ha sido difícil. No todos están participando y eso puede afectar. Volver de una pandemia con centros de estudiantes que ya no existían fue difícil. Hoy se ha reformado o fundado todo y lo estamos creando, pero va bien.

En estas semanas, sostuvieron una reunión con el Rector, hicieron una carta bastante extensa con un petitorio largo, indicadores y reclamos. Qué se espera ahora.

Ambos: Esa carta se venía trabajando hace bastante tiempo. Hacemos hincapié que gran parte fue gracias al CEM (centro de estudiantes de la carrera de Medicina), el cual tomó esta labor mientras no había un CES en ejercicio. La respuesta a la carta fue positiva y además, nuestro Decano apoyó el contenido de la carta. Se logró una mesa de trabajo compuesta por tres directivos (Jefe de Gabinete, director de la DDE y director de Infraestructura y Servicios) y cuatro estudiantes de la Facultad. Esta Comisión tendrá reuniones cada 14 días y sigue trabajando. Habrá una reunión similar a fin de año.

¿Cómo ven a la Facultad de Medicina en la actualidad?

Ambos: Lo bueno es la calidad de los docentes que es lo fundamental de nuestra formación. Lo que falta y que se evidenció en la carta al Rector son los espacios que se deben mejorar. Disponibilidad de salas, áreas verdes que son casi inexistentes. Renovar el edificio S para tener mejores para los estudiantes. Igualmente se deben mejorar los baños y que sean con acceso universal. Pensar en los estudiantes con dificultades físicas.

El campo clínico que poseemos es muy fuerte y no creemos que a nivel país otra Universidad lo tenga. Tener el Hospital Regional es una oportunidad inigualable.

Los estudiantes debemos vivir más la universidad y debemos hacer más cosas al interior de la facultad, para nosotros y por nosotros.

Ustedes comparten con estudiantes de otras universidades ¿Cuál es la visión que hay de la Facultad de Medicina UFRO en la región?

Que el estudiante UFRO tiene los mejores espacios para clínica y para práctica. Es una Universidad de prestigio. Además, está la trayectoria lo que da una historia inigualable en la región.

Hablamos de trayectoria, de prestigio, de motivaciones, infraestructura, historia. Pero cómo se construye la identidad y pertenencia, es decir, cómo somos más fuertes de lo que somos.

Ambos: Con el paso del tiempo, la identidad y pertenencia han disminuido porque en pandemia se perdieron los centros de estudiantes. No sabíamos cuál era nuestro rol aparte de conectarse a una clase virtual. No se podía vivir la Universidad. Y nuestro lema de campaña apuntó a eso, a volver a vivir la Universidad, lo que significa encontrar mi espacio, saber cuál es mi rol, cómo puedo mejorar, cómo puedo convivir con las demás personas. Sentimos que volver a vivir la Universidad implica eso. Estar en la tarde y disfrutar los espacios con gente haciendo intervenciones artísticas. La identidad y pertenencia se construyen insertándose de manera activa.

¿Qué sueño tienen y qué les gustaría dejar como legado?

Carlos: volver a recuperar el CES como un nexo entre la comunidad universitaria y con el exterior. Salir de la burbuja y convivir con la región en espacios para ser un aporte. En la Facultad m sueño es ver a las carreras unidas y que entre ellas se realicen actividades para compartir.

Cristóbal: volver a unirnos. Formar una red entre todos para apoyarnos más allá del stress y las prácticas. Les dejamos un mensaje como CES a todos los estudiantes a que participen y se adueñen de los espacios, usar el anfiteatro, edificios, para volver a vivir la Universidad que es una experiencia muy gratificante. También queremos “traer Bello acá” y no ir nosotros a Bello. Es algo que se hace necesario porque nosotros vivimos el día a día aquí, en la Facultad. 

 

  • Visto: 276

Buscador de Noticias