Académico UFRO lidera investigación que demuestra efectividad de ejercicios de resistencia en personas de tercera y cuarta edad

“Esto favorece a cualquier persona mayor ya que cuando se aumenta la masa muscular esquelética sin duda que tendrás más fuerza y mayor rendimiento físico para desarrollar las actividades de la vida diaria de mejor manera y así mejorar la calidad de vida, disminuir costos socio sanitarios, mayor independencia”.

Así define el doctor Gabriel Marzuca al estudio Fondecyt con personas de la tercera y cuarta edad y la posibilidad de aumentar su masa muscular esquelética. La investigación, que culminó hace pocos meses, ya fue publicada en la revista International Journal of Sport Nutrition and Exercise Metabolism, debido al impacto que tiene en un grupo etario que crece cada día en Chile y a nivel mundial.

El Dr. Gabriel Marzuca Nassr es académico del Depto. de Ciencias de la Rehabilitación de la Facultad de Medicina UFRO, kinesiólogo y doctor en Ciencias (Fisiología humana), representante UFRO en el Centro Interuniversitario de Envejecimiento Saludable (CIES) que es uno de los centros creados por las universidades estatales del país para abordar esta materia bajo parámetros OMS.

El Fondecyt comenzó el año 2018, pero producto de la pandemia culminó el año pasado, con el liderazgo de Marzuca como investigador responsable junto a los estudiantes UFRO del Mg. en Terapia Física, Andrea Alegría y Yuri San Martín, la estudiante del Doctorado en Biología Celular y Molecular Aplicada, Macarena Artigas, al tecnólogo médico Nolberto Huard (extracción y análisis de la muestra sanguínea) los doctores Luis Salazar y Jorge Sapunar (UFRO) y los profesores Lex Verdijk y Luc JC van Loon, colaboradores de la Universidad de Maastricht, Países Bajos.

Del estudio participaron 29 personas, (17 de tercera y 12 de cuarta edad; 9 hombres y 20 mujeres) quienes cumplían con los criterios de inclusión: rango etario de 65 a 75 años de edad, o que tuvieran 85 años y más; que no tuvieran deterioro cognitivo o alguna patología que impidiera desarrollar de manera segura el entrenamiento con ejercicios de fuerza (alta intensidad). Además, que vivieran en la comunidad (que no estuvieran en casas de reposo o residencias de personas mayores) y que su IMC, estuviera entre 18,5 y 30 kg., es decir, entre normal y sobrepeso. “Hubo personas con HTA y diabetes que participaron del estudio, pero con sus patologías de base controladas y autorizadas por el Dr. Sapunar, médico del estudio”, explicó Marzuca.

CONTEXTO

Desde los años 90, comenzaron a surgir estudios sobre los denominados ejercicios de fuerza que ya están ampliamente demostrados que aumentan la fuerza y masa muscular en personas jóvenes, adultas y mayores. Sumado a la tercera edad que va desde los 60 a 79 años, en Chile se reconoce desde el año 2019 a la cuarta edad (≥ a 80 años) por lo que se debe mirar cómo trabajar con ellos ya que las expectativas de vida han aumentado. En otro antecedente, desde el 2016, la sarcopenia (disminución de masa, fuerza y rendimiento físico) fue declarada como una enfermedad, comenta el investigador.

ESTUDIO Y HALLAZGOS

En este estudio, se preguntaron si una persona mayor a 80 años con disminución de la masa muscular, de la fuerza y del rendimiento físico, más patologías de base, tiene esta resistencia a no poder responder de forma correcta al ejercicio. Este es el primer estudio que compara a personas de la cuarta edad y de la tercera edad a través de 12 semanas con entrenamiento con ejercicios de fuerza en parámetros como masa muscular esquelética, fuerza muscular y rendimiento físico. Además, el estudio analizó calidad de vida, parámetros bioquímicos y otros, con  personas entre 65 a 75 años y personas de 85 años hacia arriba (en condiciones saludables y que viven en la comunidad), durante tres meses (tres veces a la semana) en el Centro de Atención Kinésica UFRO.

“Nuestras hipótesis eran que ambos grupos de personas mayores de tercera y cuarta edad se beneficiarían con este entrenamiento, pero los de la cuarta edad se beneficiarían en un menor porcentaje que los de la tercera edad debido a su mayor cantidad de años y de acuerdo a lo descrito en la literatura. Para sorpresa nuestra, con este entrenamiento las personas de ambos grupos aumentaron su masa muscular, fuerza muscular y rendimiento físico sin diferencias entre ellos. Esto demuestra que cuando se hace un trabajo individualizado y progresivo con personas de la cuarta edad, el músculo esquelético todavía responde ante eso y pueden aumentar su masa muscular sin problemas”, apunta el investigador con la gran novedad que arroja este estudio.

Así, la respuesta ante el estímulo anabólico del músculo esquelético todavía está preservada, lo que es muy relevante. “Al envejecer se pierde masa muscular y debemos aumentar esta masa. Si se quiere conseguir esto, el ejercicio de elección debe ser el ejercicio de fuerza, ya sea con máquinas de ejercicio, pesos libres, con bandas elásticas o con mancuernas, a través de este protocolo de forma individualizada y progresiva”, agrega Marzuca.

Por todo lo anterior y al contrario de lo que se ha señalado en la literatura, nunca es tarde para empezar a entrenar con ejercicios de fuerza. Para más antecedentes, comunicarse con su investigador responsable al mail Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

  • Visto: 1161

Buscador de Noticias