Asignatura de Semiología Médica implementa área de simulación clínica

Una gran innovación para los y las estudiantes de Medicina se comenzó a trabajar desde este semestre en este ramo de tercer año de su formación profesional con escenarios simulados con actores y actrices.

El médico internista, docente del departamento de Medicina Interna y coordinador de la asignatura de Semiología Médica, Javier Briones Seguí explicó que este año se generaron cambios e innovaciones en el curso de Semiología para incluir nuevas formas de enseñanza como la simulación clínica que abre un campo que permitirá enseñarles algunas habilidades a los estudiantes previo a la interacción con pacientes en el hospital.

El curso de Semiología Médica es semestral, cuenta con la participación de 38 docentes, tiene una parte teórica intensiva y un módulo de simulación clínica. Es dictado para estudiantes de la carrera de Medicina de tercer año que en esta temporada son 67 alumnos quienes aprenden y entrenan habilidades como comunicación efectiva, examen físico general, evaluación y toma de signos vitales, examen físico cardiológico, examen físico pulmonar, examen físico abdominal, examen físico y anamnesis pediátrica, entre otras.

Javier Briones (médico internista y quien trabaja en la Unidad de Infectología) junto a Belén Rodríguez (médico internista que trabaja en el equipo de Reumatología), Francisco Rodríguez (médico internista y nefrólogo) y María Inés Barra (médico internista y endocrinóloga) son los encargados principales del ramo.

“Es la primera vez que se hacen estas innovaciones porque queremos mejorar la calidad de la atención de los pacientes en el Hospital lo que implica que los estudiantes deben llegar mejor preparados a su primer contacto con los pacientes. Se entregan herramientas y habilidades a los estudiantes que muchas veces es difícil que consigan de manera equitativa y homogénea en la formación en el Hospital ya que eso depende de la disponibilidad de pacientes hospitalizados con patologías específicas. Esto nos asegura una calidad mínima en la formación práctica de los estudiantes y mejora la formación en Medicina Interna”, explica Briones. 

“Incluir escenarios de simulación con actores y actrices, permite a los estudiantes fortalecer herramientas de comunicación lo que genera mejores entrevistas médicas y una mejor relación médico paciente, se entrega y recaba la información de manera más asertiva con mejores resultados con el paciente y equipo de salud. Estas habilidades blandas son fundamentales pues nuestra carrera tiene un componente humanista muy fuerte, lo que junto a las habilidades clínicas que han aprendido les permite llegar mejor preparados a las próximas etapas de su formación”, dijo Belén Rodríguez.

Las patologías que se analizan en esta asignatura son las que se abordan en el ámbito de la Medicina Interna: en el área cardiológica, por ejemplo, insuficiencia cardiaca, síndromes coronarios; en el área pulmonar, asma, EPOC, neumonía; en el área gastrointestinal, por ejemplo, cirrosis o hemorragias digestivas; en el área pediátrica, las patologías más prevalentes respiratorias y abdominales, y del desarrollo normal de la población pediátrica, entre otras. “Este trabajo está orientado al desarrollo de habilidades blandas y la capacidad de obtener historias clínicas a través de una entrevista adecuada con los pacientes”, reafirma Javier Briones.

Además, estos escenarios simulados permiten que los estudiantes practiquen la entrevista clínica haciendo uso de las herramientas de comunicación efectiva en un ambiente seguro, aprender de sus compañeros y docentes para generar un conocimiento significativo y que pueden aplicar en sus prácticas clínicas para el hospital, así este trabajo se transforma en una preparación para su trabajo en el hospital, agregaron los docentes.

“Esta es una herramienta que se utiliza en otras universidades por ello, somos más competitivos, y tenemos una nueva área de desarrollo en la carrera de Medicina”, culminó el doctor Briones.

 

  • Visto: 279

Buscador de Noticias