Martes, 27 Septiembre 2016 20:44

Establecen diálogo entre personas mayores y jóvenes profesionales en la UFRO

A través del trabajo del Diplomado de Gerontología Social y Geriatría se generó esta conversación el pasado sábado 24 de septiembre para buscar asociatividad de las personas mayores y soluciones a sus problemáticas.

El programa académico del Diplomado de Gerontología Social y Geriatría, perteneciente al Departamento de Salud Pública, realiza diversas actividades además de las académicas tradicionales, que producen la relación directa de las personas mayores con los estudiantes del Diplomado.

En este marco, el sábado 24 de septiembre se realizó un conversatorio que contó con la participación de dirigentes de diversas organizaciones de adultos mayores y que se realizó con un foco de análisis puesto en la asociatividad de las personas mayores, y principales problemáticas y soluciones desde su perspectiva.

De la actividad, participaron presidentes de organizaciones de personas mayores, el Club Ilusión del Amanecer, la Agrupación de Funcionarios Jubilados de APS de Temuco y del Club Agregando Vida a los Años.

“Hubo mucho interés de las personas mayores invitadas en compartir su realidad con los estudiantes y se produjo un rico diálogo intergeneracional entre ellos. Los jóvenes llegaron a este programa con una visión del mayor enfermo y se encontraron con interlocutores mayores activos, empoderados y con una visión de participación social, política y de proyecto futuro, lo que les cambia el concepto y les abre nuevas perspectivas en su relación con ellos”, explicó Angélica Hernández, directora del Diplomado.

Hernández agregó que “las personas mayores dentro de su perfil dirigencial vivencian cambios que requieren dirigentes comprometidos con la política pública y no la pasividad a la que muchos están acostumbrados. Los dirigentes hoy son personas preparadas, leen mucho, se informan y poseen argumentos basados en la información y en sus realidades”.

IDEAS

En el diálogo surgieron mensajes desde las personas mayores, enfocados al sistema de salud para buscar que los conocimientos y habilidades profesionales estén unidas con lo humano, de modo que el trato entre profesional y usuario sea más cordial y en un marco de respeto. La atención en salud no aborda las causas de las enfermedades, solo los síntomas, lo cual no es suficiente puesto que un gran porcentaje de los problemas biológicos tienen una base de problemas de salud mental que se debiera abordar.

Las personas mayores hospitalizadas muchas veces sienten un trato no digno de parte de los profesionales, en especial lo relacionado a la falta de resguardo de su privacidad. Las dificultades de los mayores para participar y asociarse se relacionan con la mala educación de base que ellos han recibido, orientada especialmente a escuchar, ser pasivos y aprender de memoria. Esto implica un esfuerzo en apropiarse de la información. Especialmente las mujeres, que si bien participan, eluden roles protagónicos debido al rol tradicional que les ha otorgado la sociedad y las responsabilidades del cuidado de sus nietos que les asigna la familia lo que no les deja mayor tiempo para participar. Cosas que deben ver cómo superarlas para avanzar en las decisiones sobre su futuro. A veces la salud no acompaña pero las motivaciones sociales ayudan a superar esos problemas.

“Las personas mayores reconocen entre los desafíos de las organizaciones de mayores el sensibilizar a los tomadores de decisiones, siendo el voto una herramienta de expresión. Buscar la unión con otros para avanzar más. Ganarle al individualismo de las personas, lo cual es una gran dificultad para la participación”, concluyó Angélica Hernández.

Visto 610 veces